ARTROSIS DE CADERA Y RODILLA

DEFINICION DE ARTROSIS

Es una enfermedad articular crónica, cuya lesión básica se encuentra en las alteraciones degenerativas del cartílago articular. Esta artropatía de carácter crónico, no infecciosa, y evolutiva, compromete secundariamente el resto de los tejidos que componen la articulación, apareciendo fenómenos degenerativos especialmente a nivel osteoarticular (osteofitos) y fenómenos inflamatorios sinoviales. Sinónimos: osteoartritis crónica, osteoartritis degenerativa (literatura anglosajona), artrosis deformante, osteoartritis hipertrófica, artritis senil. Se clasifican en artrosis primarias y artrosis secundarias. Se denominan primarias aquéllas que no obedecen a una causa conocida y secundaria, las que obedecen a una causa local determinante. La artrosis puede aparecer como una forma generalizada, comprometiendo múltiples articulaciones o como una forma localizada. Esta última, habitualmente secundaria a una causa determinante. Las formas generalizadas son la expresión de un fenómeno senil, comprometiendo grandes articulaciones que soportan peso como rodillas, caderas, columna, pero también pequeñas articulaciones como las interfalángicas distales de las manos, la articulación trapeciometacarpiana y otras. ETIOPATOGENIA La artrosis sobreviene por un desequilibrio entre la resistencia del cartílago y las sobrecargas a las cuales es sometida la articulación. El cartílago puede sufrir una alteración primaria que haga que sobrecargas normales lo continúen alterando. Puede también ocurrir que sean cargas anormales que sobrepasan la resistencia física lo desgasten o destruyan como en la displasia de la cadera. CUADRO CLINICO Es de instalación lenta, en el curso de meses o años, pero a veces su progresión se acelera, haciéndose fuertemente sintomática en los últimos meses antes de su primera consulta. El síntoma cardinal es el dolor con las características ya señaladas La aparición progresiva de rigidez articular. El dolor tiene el carácter de un dolor articular mecánico, el cual aumenta con la actividad y la marcha, disminuyendo con el reposo y durante el descanso nocturno. El examen físico puede demostrar las alteraciones de las artrosis secundarias (alteraciones de ejes por ejemplo), evidencias físicas de factores condicionantes, y localmente la localización del dolor, la disminución de la movilidad articular, aumento de volumen por la hidroartrosis y las deformaciones características (nódulos de Heberden, genu varo deformante etc.). RADIOLOGIA es característico encontrár: Estrechamiento del espacio articular. Osteofitos marginales. Osteoesclerosis con eburnización del hueso subcondral. Quistes o geodas subcondrales.